24/7/13

Get over it

Una de las cosas que más me gusta de haber crecido y haber dejado los veinti es que cada vez me importa menos la vida del otro.

No, desde el lugar que no me importe el bienestar de la gente que quiero, muy por el contrario me gusta ayudar a los que quiero en las cosas que puedo. Hacerle más sencilla la vida al otro.

En ese hacerle más sencilla la vida a los que tenemos al lado creo yo que está esto de: Live and let die.

Una de las cosas que ejercito enarbolando esa bandera es tratar de callarme un toque más la boca. Y no hablo de quedarse callado ante la injusticias del mundo, hablo de no acotar comentarios imbéciles que no suman, que nadie me pidió y que hacen a la vida de cualquier X-men. 

Cerrar el orto siempre es una opción.

Cuando escucho a alguien hablar de como habría que vivir o actuar en algunas situaciones, me encuentro cerrando los oídos, para no participar de ese tipo de situaciones.

No gasto energías en sacarme el esmalte de las uñas de los pies en invierno, porque voy a perder el tiempo en opinar desde la tribuna de la vida de cuanto extraño se cruce en una conversación?

No me hago la superada, yo también opino del compromiso entre Jorge Rial y la Niña Loly, pero la verdad me divierte muy poco saber de la cama, de la vida, del bolsillo de los mortales que me rodean.

Chicos aceptémoslo a nadie le interesan nuestros consejos de vida, sobre todo porque no somos tan interesantes como nos creemos.

7 comentarios:

  1. Te quiero Colo. Juguemos en la pradera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *BAJA RODANDO COMO LA NENA DE LOS INGALLS*

      Eliminar
  2. Cerrar el orto siempre es una opción.

    Nuff said.

    ResponderEliminar
  3. Es re verdad. Yo debería practicarlo mucho más de lo que me sale.
    La gente que tiene el don de cerrar el orto a tiempo, se expone menos también.
    Haber tenido cría también te enseña eso un toque a las trompadas porque:
    1) tenés menos tiempo para todo
    2) llegan a una edad en la que tenés que cuidarte un toque más lo que decís porque, cuando niños, todos somos muy literales.
    Me encantó el post, rulaits.
    Besos,
    Groceries

    ResponderEliminar