25/10/18

Corona de espinas

   La violencia simbólica es un concepto que fue acuñado en la década del 70 para describir una relación social, donde el dominador ejerce un modo de violencia indirecta y no físicamente directa, en contra de los dominados y dominadas, los y las cuales no la evidencian y son inconscientes de estas prácticas en su contra.

Este tipo de violencia que se ejerce de una manera tan sutil, a veces, es la más difícil de identificar precisamente porque es capaz de colarse en nuestras vidas cotidianas sin que podamos detenernos a analizarla. 
Quizás tendría que hablar en pasado porque la cuarta ola del movimiento feminista ya no deja a nadie ajenx de las desigualdades y la opresión a la que mujeres, niñas e identidades disidentes son sometidas.

Los medios, la publicidad, el transporte público, el ámbito laboral en todo está presente. 
El patriarcado cruje pero no termina de caer, las sociedades reaccionan pero la parte más reaccionaria y conservadora no va a ceder sus privilegios tan fácilmente. 

Tener que hablar de concursos de belleza, de elecciones de reinas y similares me aburre. Porque pensé que era un tema superado, porque muchas ciudades a fuerza de marea violeta, de conveniencia política o de quizás genuina adecuación a los tiempos que corren decidieron eliminarlos de sus festejos populares.

Error mi querida, vas a tener que escribir sobre esto porque tenés en tus manos el "reglamento para la elección de la embajadora de la fiesta nacional del ajo 2018".

Eufemismo: nombre masculino
Palabra o expresión más suave o decorosa con que se sustituye otra considerada tabú, de mal gusto, grosera o demasiado franca.

Este año Villarino va a elegir embajadora, nada de reinas de belleza no sea cosa que estas feministas salgan a decir que se está infringiendo la ley 26485 al reforzar patrones que promueven y sostienen la desigualdad de género.

Entiendo que la utilización del término embajadora busca despegar este concurso de un certamen de belleza y que la ganadora -¿por qué no está permitido el ingreso de varones y otras identidades?- tendrá que ser la encargada de promocionar y representar al distrito en otras fiestas tradicionales.

Ahora bien, vamos al reglamento, las candidatas tienen que ser solteras y no tener personas a cargo, o sea no ser madres. Tener entre 16 años (menores de edad) y 25, esa edad en dónde nuestros cuerpos son deseables y consumibles.  Déjenme decirles a quienes escribieron ese reglamento que hasta un tanto vagos han sido, porque en su artículo 5 piden que la candidata a embajadora no tenga otro título de belleza.

Avanza el reglamento y se nombran coronaciones, misses, reinados y explícitamente la imposibilidad de la embajadora de concursar en otros certámenes de belleza REALLY?

No quiero detenerme en cada artículo porque es a la claras una copia de los tantos reglamentos que los municipios usaban para permitirle a las candidatas acceder a la corona, sólo que esta vez eligieron un eufemismo: embajadora.

En donde si me quiero parar, es en dónde dice que queda terminantemente prohibido que la embajadora y sus acompañantes (esas vienen a ser las princesas) usar o contestar celulares, ingerir bebidas alcohólicas, fumen, bailen y/o hagan manifestaciones de afecto con amigos o novios (lesbianas abstenerse).

Me van a tener que disculpar queridos amigxs de villarino pero este reglamento no pasa ni el test de sexismo del programa de Tinelli. 

El patriarcado y la sociedad de consumo determinan lo que es deseable, una mujer de unos 16 a 25 años, con un determinado cuerpo, con conductas sumisas que no alteren ni amedrenten a los varones. Es eso o no somos mujeres válidas. 

Ese es el mensaje, esa es la narrativa que se repite en estas situaciones, la que los medios refuerzan, la que la publicidad nos vende y que le han arruinado la vida a niñas y adolescentes por el solo hecho de no encajar en esos patrones inalcanzables. Porque cuando llegues ahí el patriarcado te va a presionar pidiéndote algo más.

Con una simple búsqueda en google se pueden leer notas que explican porque tantos municipios abandonaron estas prácticas reproductoras de estereotipos anacrónicos que nada tienen que ver con el cambio político y social que vivimos.

Así que amigos y amigas del partido de Villarino este próximo mes de noviembre fíjense si quieren quedar del lado de quienes le dicen a las mujeres que son floreros, que han venido a este mundo para agradar, y no más que eso o van a dar un salto adelante en este inmensa lucha cultural que busca la igualdad política y social de los géneros.

La invitación está hecha.








26/6/18

Te quiero verde

En una jornada interminable que empezó el 13 y terminó la mañana del 14, el movimiento de mujeres se cargaba al hombro una de las victorias más deseadas por todas, a fuerza de lucha y movilización se llevaba la media sanción por la legalización del aborto de la cámara de diputadxs.


La escena va a ir mutando a lo largo del día, lo que ahora son caras que desbordan ansiedad y energía, se van a transformar en ceños fruncidos, ojos enrojecidos y enfurecidos ante la traición de quienes van a votar contra nosotras.

La carpa se empezó a levantar a las 8 de la mañana, la lluvia amenazaba pero no se animó a quedarse más allá de las 9, cuando el refugio que nos iba a cobijar hasta que se conociera la votación, se terminó de armar.

- No alcanzamos a poner los pañuelos que ya pasó el primer antiderechos a decirnos como tenemos que cuidarnos si no queremos quedar embarazadas – dice una de las integrantes de socorristas en red, a la que se le nota que el cansancio la acompaña hace días.

Los mensajes de whatsapp empiezan a circular, imágenes sobre lo que va pasando en otros lugares, la cuenta regresiva de lo que falta para que empiece la sesión, el horario de llegada de cada una que buscará dejar todo tipo de responsabilidades atrás para poder estar solamente siguiendo la sesión. Hoy no hay hijxs, trabajo, estudio que eclipse lo que está pasando en el congreso.

- ¡Pibas largó la sesión!

Y la catarata de corazones verdes cómplices, el emoji más usado por estos días, llueve por cuanto grupo feminista una integre.

El reciento enfoca las primeras caras, los pañuelos atados a los micrófonos de las bancas, la corbata verde de Lipovetsky, el outfit verde-campaña-por-el-aborto-legal de algunas diputadas, el glitter y las gemas, todo suma para hacer más grande el nudo en la garganta que este día provoca.

-¡Qué está diciendo este hijo de yuta! - grita una reconocida abogada local con su campera verde dentro de la carpa que ya tiene sillas ordenadas y pantallas transmitiendo en vivo la sesión.

- Vas a ver que lxs que empiezan diciendo que esta es una sesión histórica se re cagan en nosotras- las apuestas sobre si votan a favor en contra cuando no está demasiado definido el voto de quien habla, se va a convertir en un ejercicio de paciencia para una jornada eterna.

Las horas avanzan y la ansiedad nos come por dentro, es lava devorándose todo, queremos saber, queremos ojos y oídos en los pasillos y los despachos donde el lobby y la presión pesan tanto como cada palabra de lxs oradores ahí adentro.

A las 19 hs está previsto un pañuelazo, las que estamos en la asamblea organizadora nos distribuimos tareas, somos buenas para esto, ninguna le esquiva a nada, multiplicamos esfuerzos, el sol baja y el frío nos avisa que no nos va a hacer fácil la vigilia.
****
¡Toque bocina, salve las dos vidas!

Unas 20 personas con banderas argentinas y globos celestes está apostada en las escalinatas de la municipalidad. Les piden a los automovilistas que hagan sonar la bocina para apoyar su tímida manifestación.

Sabemos que tenemos que dar un mensaje claro a las nuestras, no nos acercamos a este grupo durante el pañuelazo ni en ningún momento, nuestra fiesta está acá, no respondemos a provocaciones, lo pedimos por el micrófono que momentáneamente deja de emitir los discursos de lxs diputadxs.

Las adolescentes nos ven y vienen en bandada a pedirnos por favor pañuelos, que si tenemos, que dónde pueden conseguir. Repetimos como autómatas el versito, que quedan unos 100 y antes del pañuelazo por allá- señalamos el límite de la plaza- los van a poder conseguir.

- Yo tengo dos, uno mío y otro colgado en la mochila, el de la mochila se lo di a una chica que me vino a preguntar. Todas hicimos lo mismo. Nadie se guarda nada.


Los tambores suenan y es un shock de energía, llega el grupo de tamboras feministas y se abren paso entre las pibas. Nos arrastran con su música a la calle, las rodeamos en un cordón mientras su directora empieza a contagiar cantando ¡Aborto legal, que sea leyl! ¡Aborto legal, que sea ley!

Ya es de noche hace rato, el frío en esta ciudad que es la puerta de la patagonia tiene más de esta, que de sudoeste bonaerense. Algunas empiezan a coordinar la noche, abrigo, víveres, termos y termos de mate y café.

- Tengo la lista de oradorxs, esto está retrasado en una hora por lo menos.

Sacamos cuentas y concluímos en que se vota a las 8. Algunas saben que no van a poder quedarse, el trabajo y las obligaciones del otro día les impiden darse el lujo de no dormir; masticando bronca van dejando la carpa con la promesa de mensajes constantes y recomendaciones de quien tiene la posta en redes sociales.

-Sigan a estas periodistas y a este chabón que están tirando data desde adentro.

Seguir, seguir, seguir aprietan todas sin detenerse a preguntar.

-Se vota a las 9 chicas, están queriendo recortar discursos porque se va a la mierda el horario.

***


Dos abajo

Ya escuchamos a la que nos dijo perras, al de los canguros, al cobarde de Facundo Garretón al que le tuiteamos como enajenadas que ese circo que hizo con la encuesta le va a costar la carrera política, que subestimó al movimiento de mujeres y que votar contra nosotras tiene su precio.

Todas ateas esperando el milagro.

Se vota a las diez, yo no llego, me tengo que ir. No voy a poder seguirla desde acá, pero estamos conectadas pibas. Llego y me baño para sacarme el entumecimiento principalmente cerebral porque ya no puedo ni pensar en que se nos está por ir en unos pocos votos la media sanción.

Me recuesto con la radio abajo de la almohada, hablan de un gesto del gobierno para levantar a dos diputados y que se incline la balanza, pero ese gesto no aparece. No se si duermo o no y sigo escuchando que las sororas no paran y los aliados le piden a la cámara que escuche la marea verde que afuera del congreso no la paran ni los caminantes blancos. ¿Cual va a ser la reacción de esa marea si votan en contra de ellas?

Tres diputadxs peronistas de La Pampa se convierten en héroes y heroínas de capa verde. Estamos ganando literal sobre la hora referí.

Monzó más agotado que maestra jardinera en diciembre habilita la votación.

129 a favor, 125 en contra. Mis gritos y mi llanto que no son míos, asustan a una de mis hijas, no puedo explicarle que esto es pura alegría feminista.


Estamos en la final. Fundido a verde.



Así lo necesitamos, así lo luchamos.

Foto de Macarena Haspert

5/9/17

Volví (ins)pirada

En realidad la que me hizo volver fue la bella de @Jopidibuja. Con ella estamos unidas por estos hermosos lazos virtuales que me han acercado mujeres bellísimas, para poder desmenuzar el lado B de la maternidad.

Este blog nació para eso y fue recorriendo varios caminos, dos embarazos, dos hijas, idas y vueltas qué lxs amigxs que han sabido andar por acá conocen.

Ambas le daremos palabras a esta chica que se pregunta entre otras cosas ¿cómo ser madre y no ser devorada por Baby Tv en el intento? 

Soy muy afortunada pues mis hijas no paran de (ins)pirar mi maternidad a diario.

https://www.facebook.com/jopidibuja/
https://www.facebook.com/OhColores/



27/10/16

Poko-poko



A dos meses de finalizar el año, se “presentó” de manera oficial los cambios y nuevas programaciones de Paka-Paka, Encuentro y DeporTV, las tres señales que ya no dependen del Ministerio de Educación (todo un dato), sino que ahora están bajo la órbita del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos.
Dependen de Hernán Lombardi, ese mismo que no se puso ni un poquito colorado al decir que la primera víctima del kichnerismo fue Zamba. Si no lo recuerdan, googlear y refrescar ese momento no está de más, si les interesa experimentar lo que en el barrio conocemos como vergüenza ajena.

Los cambios son pocos pero significativos, no hubo demasiadas novedades acerca de la programación que recién veríamos el próximo año. La perspectiva historicista de latinoamérica que era una de las columnas vertebrales de la señal infantil, prácticamente va a desaparecer.
Paka paka le acercó a los niños, niñas y toda la familia, la posibilidad de vivir la historia, de tenerla en casa en todo momento. Figuras como Simón Bolívar, Juana Azurduy y períodos de nuestra historia que nos resultaban tan ajenos a los adultos de hoy, eran la cotidianidad para nuestros hijos. Los contenidos eran maravillosos, cuidados, didácticos, no subestimaban a sus televidentes y los volvían partícipes de nuestra historia, la nuestra y la de toda latinoamérica.

En este afán de la nueva gestión de gobierno de arrasar con todo vestigio de los 12 años que lo precedieron, quedan expuestas las miserias de quienes se mueven por el revanchismo, sin preocuparse de si por el camino se llevan puestos programas de gobierno que fueron inobjetables.



Chau Zamba, todo esto tiene un sabor amargo y a muy poko...


20/10/16

VIVAS

Cuando todavía no podía terminar de digerir todas las emociones que me había despertado participar por primera vez del Encuentro Nacional de Mujeres, tuvimos que empezar a organizarnos porque la rabia nublaba la vista por el femicidio de Lucía.
Por el de Lucía y por el de esas 7 mujeres que fueron asesinadas en la semana que pasó. Por el de Lucía y por todas.
   


¿Qué hacemos, qué vamos a hacer nosotras? Vamos a marchar, vamos a parar como ya están proponiendo a nivel nacional, qué si nuestra vida no vale nada que produzcan sin nosotras.
Pero no todas van a poder parar, bueno pero vamos a parar y marchar, hagamos algo más, tenemos que hacer que nos vean en esta ciudad, en este país dormido y anestesiado hasta la médula de machismo.
Miércoles negro, paro nacional, marcha, movilización. Entremos en algunos locales y digamos en tres líneas que les hicieron estos femicidas a esas mujeres. Pongámonos bolsas de consorcio porque para el patriarcado somos desechables. Imprimamos volantes, repartamos en los lugares de trabajo, vamos a tratar de tomarnos unos minutos para explicar porque luchamos. Sí, sí ya se que no entienden nada, que hay que empezar desde abajo, desde cero con algunxs, pero si no lo hacemos nosotrxs quien lo va a hacer.
Armemos una gacetilla para convocar a los medios, sí si también a esos que ponen el foco en la víctima y que no les importa saber que el culpable de los femicidios son los hombres, los femicidas.
Nos encontramos el miércoles en la plaza.

                    **********
Y así nos encontramos, llegando a distintos horarios, con diferentes historias individuales, pero con el objetivo común de marchar, de hacernos escuchar, de gritar codo a codo con todas las compañeras, por las que están, las que no están, las que peligran. 
Hagamos un cordón para que las compas toquen los tambores tranquilas, cantemos esta, cantemos a la gente distraída que todavía no se enteró que matan una mujer cada 28 horas. 
A una mujer, no a un perro, no a un hombre, a una de nosotras. Dale correte de ahí, en serio salí que ya sabemos que no querés perder tus privilegios de chico blanco que hace fuerza para decir que bueno, que no está en contra de la marcha, pero que hay que estar en contra de todas las formas de violencia. Si, dale no te preocupes que ya quedaste bien con con tu conciencia, pero ahora correte, correte de ahí que hoy la lucha es nuestra, y la semana que viene organizate y militá tu causa, ah que justo ese día no podés, que mejor compartís una ilustración por FB, dale un abrazo.

Vengan más acá así cantamos todas la misma, pará pará que me hago la que estoy tosiendo porque se me van a escapar las lágrimas, vengan compas, vengan más acá todas juntas que hoy la calle es nuestra y la lucha también, que mañana vamos a ser más, que el miedo va a cambiar de lado, qué ese miedo ya sabemos como usarlo, que si estabas en contra con tus peros y tus objeciones también marchamos en contra tuya, conviví con eso hermano, que demasiado tiempo nos quedamos calladas para que tu pequeñez nos quiera convencer que tenemos que pedir permiso para ESTAR VIVAS.