7/3/16

Pan y Rosas

Este breve texto lo escribí para el boletín que envía entre sus afiliados el Sindicato Argentino de tv, se los comparto amigas.




Mañana es 8 de marzo y si bien afortunadamente podemos decir que se ha creado cierta conciencia social de la realidad que atraviesan las mujeres, muchos sectores de la sociedad se ven tentados de caer en los viejos lugares comunes de ubicar a la mujer en madre. protectora, ser romántico que se limita a ocuparse del hogar, y que su principal aspiración en la vida es verse bella para servir al mundo en su conjunto.

El día internacional de la mujer está íntimamente ligado a la lucha, al papel que tuvieron aquellas mujeres que salieron a la calle para reclamar mejores condiciones laborales, también a las 140 trabajadoras que murieron en un incendio en condiciones precarias en ese hecho trágico conocido como el triángulo de Nueva York.

Invito a todos a comenzar a abandonar los lugares más comunes del machismo, en este momento donde está en carne viva el femicidio de las turistas mendocinas en Ecuador. 

Hay que preguntarse porque todos se refieren a las jóvenes viajando solas, cuando en realidad eran dos mujeres que viajaban juntas. Algunos medios indicaron que ellas mismas propiciaron el asesinato por exponerse a los peligros que supone el espacio geográfico en el que vacacionaban. Todos los lugares deben ser seguros para todas las mujeres del mundo. Nadie tiene el derecho de agredir a una mujer por lo que lleva puesto, nadie puede acosar a una mujer por la calle escudándose en el eufemismo de los "piropos".

Las mujeres no tienen que tener miedo de involucrarse con el término feminismo, incluso los hombres no tienen que tener miedo de hacerlo. 
El feminismo en oposición al machismo, qué es una teoría de la superioridad, es una teoría de la igualdad. Absolutamente ninguna de las tareas que realizan los hombres, pueden quedar vedadas a las mujeres, el relato nos construye día a día y el doble discurso también es violencia. 
Somos madres, hijas, hermanas, novias, esposas, somos los mismo que ustedes, no somos objetos.
Todos tenemos la responsabilidad diaria de derribar alguno de los muros que el patriarcado forjó durante siglos.

Qué mañana no sólo sea un día donde crezca la venta de flores y perfumes, las mujeres somos bastante más que eso. Que todas las mujeres del mundo tengan las mismas oportunidades, es una deuda de todos. 

¡Feliz día!

2 comentarios:

  1. Absolutamente de acuerdo, las mismas oportunidades y los mismos derechos, igualdad y equidad. Y aborto legal! Porque las mujeres ponemos el cuerpo históricamente silenciadas. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abrazo Mili, afortunadamente siempre de acuerdo con tus palabras <3

      Eliminar