26/5/16

Queridos conejos...


Mientras la zanahoria decide alejarse un poco más de nuestra vista, las decisiones adoptadas por este gobierno, sumada a las declaraciones cada día un tanto más inoportunas de sus representantes, nos hacen pensar que hemos nacido como nación para sufrir.
O por lo menos esto es lo que nos quieren hacer creer, los que nos explican que en realidad la vida que llevábamos, tenía muy poco de real y mucho de fantasía.
Que las consecuencias de haber vivido en ese mundo ficticio las tenemos que pagar ahora, o el mes que viene depende de cuando venza la factura de la luz, el gas y el agua.
Era urgente, era vital dejarnos inmóviles los salarios para poder eliminar las retenciones a la megaminería y al agro, porque bien sabemos que estos sectores siempre están pensando en favor del pueblo y le han puesto, lo digo al borde de las lágrimas, el cuerpo a nuestra patria en los malos momentos que nos tocaron vivir estos 12 tenebrosos años.
Si también se que hacia el 2003 muchos argentinos estaban literalmente fundidos, y a pesar de haber logrado una recuperación asombrosa, afortunadamente votaron un cambio milagroso que los tiene a las puertas del colapso. Pero todo eso no es materia de análisis para nadie, porque bien sabemos que lo alcanzado estos 12 años por todos fue producto de nuestro sudor y lágrimas y nada han tenido que ver las políticas adoptadas por el Estado.
Podría seguir escribiendo hasta la madrugada, pero mientras yo te distraigo en este entuerto la zanahoria que te prometieron, se alejó tanto que quizás ya no llegues a verla

3 comentarios:

  1. Una nueva sorpresa para mi su claridad y su compromiso ... Sin dudas es uated alguien especial, al menos para mi que tengo muchos años y me gratifica una periodista y además mujer que opine así ... Eduardo Hidalgo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le agradezco mucho sus palabras Eduardo. No son tiempos sencillos. Un abrazo.

      Eliminar