28/7/16

Mommy shaming

Ayer en una repasada por twitter, volví a leer el clásico reclamo de algunas madres que leo a diario, sobre la batalla que hoy (también) tenemos que dar las mamis entre las mamis.

El mommy- shaming, es esta nueva tendencia de realizar comentarios cargados de (pre) juicios y agresividad en las redes sociales a otras madres.  Básicamente el mommy- shaming es sentirnos con el derecho y la autoridad de hacer sentir como el orto a otra madre porque no hace las cosas como las haríamos nosotras, siempre a través de una red social que da cierta impunidad que el cara a cara no tiene. 

Quien este libre de pecado que arroje el primer pañal cagado.

Los temas son de lo más variados y van desde dar la teta, hasta si en vez de un mes de licencia después de parir te tenés que tomar 3, 6 o un año.

En este artículo una madre expuso cinco temas que son los más utilizados para el mommy-shaming. Trataré de ser breve y explicar porque tenemos que dejar de dar opiniones que nadie nos pidió y reflexionar sobre la necesidad que todos tenemos de imponer nuestras maneras de vivir a los demás.

Amamantar:

Quizás vos fuiste de esas que tuvo la suerte (?) de qué tu cría o crío se prendiera como rengo a la muleta del pecho y te fue todo tan fácil que te parece una idea sensacional aleccionar a todas las demás. A esas que se esfuerzan, a las que tienen el pezón chato, a las qué el bebé se agarra mal y las lastiman o esas que simplemente no quieren darle el pecho a su bebé. Vos no sabés cual es la razón por la cual esa otra mamá no quiere dar la teta. La mayoría de las madres conoce sus opciones, por eso si no te piden opinión, guardatela en lo más profundo de tu ser, no es una pizza, nadie te la pidió.


Alimentación saludable:

En este tópico a veces siento que la maternidad es un deporte competitivo donde las madres podemos llegar a límites horribles para hacer quedar a la otra como una pelotuda descuidada.
Sí, mis hijas a veces comen golosinas, sí a veces toman gaseosas, sí también toman leche de vaca.
 Les juro que es desgastante tener que estar todo el tiempo justificándote cuando alguien te mira de costado si las pibas se están bajonenado un paquete de papas fritas. En seguida te ponés a explicar  qué en realidad también comen frutas y que no desayunan coca desde una mamadera.

Fiestas de cumpleaños al estilo pinterest:

Decoración artesanal con los modelos más diversos, mesas dulces que no te permiten diferenciar lo comestible de la goma eva, porque te pasaste seis días en internet para buscar la idea más original que después te tiene con el culo a dos manos y sin dormir el día anterior al cumpleaños porque no llegás con los 35 souvenirs que decidiste empezar a las once de la noche. 
Obvio que después hay que meterle foto para repartir y taggear en las 12 redes sociales que manejamos a diario. Claro está, es un tema que se convierte en una competencia silenciosa, nadie lo dice, nadie le va a poner palabras, pero qué horror si una mala madre osa no imprimir el kit con el nombre, la edad a cumplir, y el personaje icono del festejo.

Look, apariencia física, y otras yerbas

Ah sos de las madres que bajaron de peso a las 48 horas de haber parido? ah mirá vos. Bueno te comento, a nadie le importa y no le estás haciendo ningún favor a la humanidad con este dato, por el contrario seguro estás haciendo sentir como el orto a otra mujer que quizás aún se sienta incomoda con el cuerpo después del embarazo. O quizás está muy ocupada limpiándose el vómito de ese bebé de dos meses, como para preocuparse de si va volver a entrar o no en el talle 38.
Si sos Dolo Barreiro GOOD FOR YOU, pero circulá.

Mamás que trabajan vs mamás que se quedan en casa

Sin importar de que lado de la vereda estés, hay un única realidad TODAS EN ALGÚN MOMENTO TERMINAMOS LIMADAS.
Quizás seas de las que tiene que soportar la mirada de reojo de la sociedad que te reclama el poco tiempo que pasás con tus hijos. Pero claro esos capos de la vida, capaz que no tienen idea de que si no laburás todo el día los pibes no comen, no se visten, ni hacen deporte porque no podés pagar la cuota del club.
O tal vez seas de las que están en casa brindándote de sol a sol a esas cositas que te iluminan la vida . Esas mismas que por momentos te oscurecen el alma con tanta intensidad, cuando los escuchar gritar como desquiciados porque no pusiste el vídeo que ellos querían de los toys on the go, el vídiio y la gallega insufrible diciendo que chuli a cada rato.

Si ya sabemos lo difícil que es  críar hijos e hijas hoy en día, porque encima tenemos que hacer de esa tarea de vida un lugar peor para nuestras colegas. Obvio que esto también adquiere una cuestión de género porque les aclaro que hablamos de mommy-shaming y para nada de dad-shaming, cómo si esto fuese un campo que sólo tenemos que dominar las mujeres y los hombres son meros espectadores de una situación que no los tiene como protagonistas.

Las invito a dejar su comentario, a hacernos cargo de lo PERRAS que podemos ser con nuestros juicios, de sumar experiencias en las que nos hicieron sentir como el orto con algún comentario y a dejar de ser tan juezas y más hermanas en este camino de rosas y espinas que es ser madres.







2 comentarios:

  1. si asi es jueces de nosotras mismas y de los demás, ese afan de competir, de exigir perfección, para parecernos a tal modelo impuesto que nos lleva al sufrimiento. cansancio para ser más. Y que te digo no soy mamá porque asi lo decidí. Comentarios: ah pobre solita, y quien te va a cuidar cuando seas mayor. no te hacen falta , si los hijos son la vida, como si yo no tuviera mi propia vida y la vivo. me dicen que si no estoy frustrada, te debes sentir muy sola, que los hijos son un regalo de Dios, osea que yo no tendre regalos de la vida. No pongo excusa a a mis hijos para evadir el miedo a la soledad, o aprender a cuidarme a mi misma, a tener derecho a ser feliz con una decisión que tome. En fin que falta de ocuparse de si misma, para ocuparme de otros, eso es libertad elegir lo que quiero ser y no lo que me toca ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo eso, son juicios son deseos de imponer las elecciones propias y las decisiones que quizás no nos animamos a tomar por lo que se espera de nosotras.
      Gracias por tu comentario :)

      Eliminar