19/8/16

Sororidad bitches

A propósito de algo que acabo de leer de la bellísima y aun más inteligente YoFermina me dieron ganas de volcar un poco de esto que me pasa todo el tiempo cuando me relaciono con mujeres.
 Con mujeres de todo tipo, con feministas que la tienen muy clara y con aquellas que se creen por afuera del movimiento porque todavía no les llegó el momento o porque el machismo de esta sociedad en la que vivimos no les permitió todavía sacar la cabeza afuera del agua.

A lo largo de estos 33 años, me fui sacando capas de prejuicios, estereotipos y machismo que en todas ha sedimentado a lo largo de nuestras vidas.

Mi derrota personal diaria, es esa que vivo amargamente cuando en un intercambio con mujeres las escucho decir cosas del estilo "porque viste como somos la mujeres..", "porque laburar con mujeres es re complicado", "porque viste lo envidiosa que pueden ser las mujeres".
BASTA, amiga no te das cuenta que los entornos de mujeres  no son para nada diferentes a los de los hombres, que estas son las cosas que necesitan que creamos desde QUE LA CONCHA ES CONCHA.
El machismo solapado en esos chistecitos del estilo "uuuff esta está indispuesta, ah esta le hace falta que la atiendan" y esas expresiones no sólo se caen de la boca de hombres  a diario.
El propio movimiento feminista tiene muchas diferencias desde sus orígenes y desde la propia lucha. Pero esos pequeños signos del día a día son los que más me duelen, son los que me muestran que las propias mujeres siguen atrapadas en esas redes que tan firmemente teje esta sociedad a diario para que la igualdad siga siendo tan solo un sueño.
Sororidad amigas, sororidad nos falta. Para quienes no están familiarizadas con el termino, se trata de una alianza entre mujeres, de propiciar la confianza, del reconocimiento recíproco de la autoridad y el  apoyo.





Asumite feminista, no tengas tanto miedo. Nadie te pide que peles tetas frente a la catedral, los matices son mucho más amplios. El pedido de igualdad no te pide que renuncies a ser lo que sos, a tu personalidad.
Amiga date la posibilidad de cambiar, de formar parte de quienes ponen un pie en la calle para hacer de este mundo tan injusto con las mujeres un lugar más igualitario.



2 comentarios:

  1. Nos auto-boicoteamos las mujeres. Los discursos hegemónicos machistas han logrado tras varios siglos, hacernos creer que nosotras somos el problema, recién en este auge de consciencia feminista es como que nos estamos despertando. Hasta los chistesitos misóginos ya no causan gracia, algo está cambiando.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por escribir Mercedes, de acuerdo al 100 con vos

    ResponderEliminar